Nevertheless: la sexualidad y el erotismo en los K-dramas





Espiritualmente las mariposas significan la inmortalidad, el renacimiento y la resurrección, pero al mismo tiempo de la ligereza, la inconstancia y lo efímero de la alegría y la belleza. las mariposas son un referente constante en la serie Nevertheless que parecen estar asociadas aquí con lo erótico y sexual. El protagonista de esta historia invita a las chicas a ver mariposas a su casa como una manera de insinuarles que quiere hacer el amor con ellas. Esta historia sobre sexualidad, erotismo y desarrollo de las relaciones amorosas juveniles ha dado de que hablar no solo por su temática sino porque cruzo una linea que pensamos que en los k-dramas estábamos lejos de cruzar.


Vamos a tocar un tema muy sexi, no solo por el actor principal, Song Kang que es en definitiva uno de los mas sexis de corea del sur, sino porque esta serie nos da pié para darle una mirada a la sexualidad y el erotismo de un país tan atractivo y único como Corea del sur. Nevertheless que en español traduce “sin embargo” , está basado en el webtoon de Jun Seo llamado “I know but” Que nos habla de la relación hiperrealista entre Park Jae-eon un joven guapo, sexy y popular de la facultad de artes y Yoo Na-bi otra estudiante de la misma facultad que acaba de salir de un rompimiento amoroso después de una relación larga y tóxica.


Yoo Na-bi está despechada y se topa con este sexy y enigmático personaje justo cuando esta vulnerable y con el corazón partido. El protagonista es lo que llaman un PlayBoy, un chico al que gusta salir con todas, pero que al final no es de ninguna, por eso evita involucrar sus sentimientos. digamos que es el típico chico malo que nos atrae lo suficiente a todas en algún punto de la vida como para tirarnos a una piscina sin agua a sabiendas de que el golpe será bien duro.



Pues esta serie despertó una polémica que le ayudó además con su campaña de expectativa porque la serie anunció que varios de sus capítulos estarían clasificados como para mayores de 19 es decir cómo contenido para adultos. Esto puso la alarma en todos los fanáticos del K-drama quienes se imaginaban cómo serían de explícitas las escenas románticas entre los protagonistas para que la hubieran clasificado para mayores de 19 años. Pues lamentablemente está muy lejos de lo que imaginaron y por eso mismo me gustaría explicar el porqué de esta clasificación.





En los tiempos de la Corea de los Tres Reinos, que comprende un periodo aproximado de 600 años de duración (300 a.C. – 300 d.C) era predominante el matriarcado y en el chamanísmo, que es la religión autóctona de Corea, se ponía en el centro de la sociedad y en los roles más importantes a la mujer. Su papel como chamana convertía a la mujer en el eje de toda la vida social. Sin embargo, esto comenzó a cambiar a medida que fue introduciendo el budismo y confucianismo en la península coreana, la situación favorable de la mujer en la sociedad fue llegando a su fin. Ya en la dinastía Joseon, que reinó en Corea durante cinco siglos desde 1392 hasta 1910, este matriarcado llega a su fin, dando paso al patriarcado que hoy conocemos.


Este sistema patriarcal es el dominante en Corea hoy en día e influye en la forma como se percibe la sexualidad, pero los coreanos de la sociedad contemporánea están entrando en conflicto gracias las influencias de occidente sobre la generación más joven, que es liberal y moderna, con la generación más antigua y que es mas bien muy conservadora. Debido a este conflicto, varios temas en Corea, incluyendo la educación sexual, la homosexualidad y el comportamiento sexual son altamente discutidos.




Durante la dinastía Joseon la educación sexual se limitaba al conocimiento de los métodos para conseguir el embarazo y la reproducción. A las parejas casadas se les entregaba un calendario con información sobre los mejores días para la fertilidad y casi siempre era la novia quien llevaba la cuenta de ello. No fue sino hasta 1968 que la federación familiar de Corea empezó a impartir educación sexual en las escuelas y desde 1982 existen centros de asesoramiento para adolescentes. Sin embargo, la educación pública explicaba la sexualidad centrada sólo en el desarrollo físico, como la menstruación, el embarazo y la virginidad.


Solo hasta los años 90s el interés por este tema comenzó a aumentar y comenzaron a hacerse estudios más serios al respecto. Según el instituto coreano de sexualidad y cultura la mayoría de los jóvenes varones aprendió sobre sexo a través de la pornografía que en corea es ilegal; en el caso de las mujeres, la mayoría aprendió de sus compañeras y solo un porcentaje muy bajo lo hizo a través de la educación sexual en el colegio. La mayoría de las mujeres jóvenes coreanas considera que es natural masturbarse sin embargo solo un 15% acepto que lo había hecho alguna vez y de este porcentaje la mayoría aceptó sentirse culpable al hacerlo.

Ya ven ustedes que el aspecto público de la sexualidad en la sociedad coreana que no solo es un tema de timidez, sino que sigue aún hoy en día siendo un tema tabú a diferencia de occidente o incluso sin ir más lejos, comparada con Japón. Los dramas son en parte, un reflejo de esto, o más bien de la idea que quieren difundir en televisión sobre a sexualidad, contrario al cine, que si ha explorado mucho más el tema del erotismo y podemos disfrutar de obras magníficas en la cinematografía coreana como por ejemplo A Frozen Flower, la Concubina y La Doncella.




En Corea, el mercadeo que hacen a través de los programas de televisión no es sólo de productos, sino también de ideas. Con el surgimiento de lo que se conoce como Hallyu conocida como “la ola coreana” que es la creciente popularidad, a nivel internacional, de la cultura contemporánea de Corea del Sur, se ha esparcido por el mundo a través del mercado del entretenimiento, de producciones musicales y audiovisuales, que introducen nuevos conceptos en el imaginario mundial, nuevas estéticas que parten de esta creciente ola de popularidad con productos como K-pop y los K- dramas.


En ambos, existen unas estrategias de marketing creadas con el único fin de lograr productos exitosos y atraer más consumidores, una de esas estrategias es la de el Soft Masculinity que es un chico joven cuya belleza y sex-appeal trasciende los límites del género o de la orientación sexual.


El “soft masculinity” es en concreto la característica del género masculino en relación con el femenino, es decir, un hombre que adopta determinadas características, rasgos o actitudes socialmente relacionadas con el género femenino. Muchos de los hombres en la cultura popular coreana, en series, películas y en el K-pop, presentan esta ambigüedad de género llamada “flower boys”, hombres con aspecto arreglado y cuidado que en ocasiones tienen actitudes femeninas. Osea un metrosexual, no obstante, esto no implica que sean menos masculinos o que no tengan ninguna masculinidad y tampoco define su orientación sexual.



Bueno pues dentro de esta ola, nace el concepto Aegyo que es una palabra coreana derivada de los caracteres chinos “amor(ae)” y “bonito/bello (gyo)”. Se podría traducir como “encantador” o “cute” en inglés y en japonés es afín al concepto de “kawaii”.Se trata de una actitud que cautiva o fascina por medio de la dulzura, la ternura y la modestia, sumado a una serie de gestos dulces, sollozos y gemidos suaves. Por otro lado, podría decirse que es cierto el encanto especial que tiene que ver con ser tierno , hacer monerías o mostrarse adorable y aniñado que a Song Kang su solo rostro le ayuda bastante con eso.


En esto no se parece en nada a la imagen de play boy que tenemos, comparemos a nuestro Park Jae-eon con un chico como Noa Flynn del “The kissing booth” otra serie de Netflix, en donde este playboy no solo es popular, sino que es casi una reencarnación de Hércules todo musculoso, machote, rudo, tosco y que parece estar de malas pulgas todo el tiempo. Si embargo con las mujeres tiende a ser un caballero, pero eso sí cuando de la cama se trata, allí no hay contemplaciones.




Bueno pues ya con este contexto, entendemos que esta serie, Nevertheless, no la podemos ver con nuestros ojos latinoamericanos, ni mucho menos esperar la misma intensidad!

Además que no se equivocaron escogiendo a Song Kang para el papel de Park Jae-eon, nuestro niño lindo de Corea que además es de lejos el preferido del tío Netflix que últimamente nos lo tiene sin vacaciones, en este tiempo de pandemia el muchacho ha trabajado en varias producciones entre las que están Love Alarm temporadas uno y dos, Sweet home y Navillera. Como dato curioso no ha logrado quedarse con la chica en ninguna de las anteriores.


Como co-protagonista esta Han Soo-hee con una trayectoria que no desmerece y en la que además ha hecho de villana más de una vez, demostrando sus dotes actorales versátiles pues no nos la imaginábamos sensible, suavecita y con el corazón herido.

Esta serie nos muestra a un protagonista que en teoría es un playboy al que gusta de salir con chicas por el placer de pasarla bien, sin ninguna intención de comprometerse con ninguna de ellas. Es bien conocido en la facultad por ser descarado y franco en ese sentido, pero también por poseer un encanto especial capaz de seducir a cualquiera, es atento y dulce con las chicas, les sonríe todo el tiempo y todas quieren estar cerca de él a sabiendas de que lo último que Park Jae-eon está buscando, es hacerse a una novia. Osea él es un playboy/Flower boy al mismo tiempo.


Pues Park Jaeon desde el día uno, traza una línea donde el amor está del otro lado y Yoo Nabi con su corazón en cuidados intensivos, sabe que la peor idea que puede tener en este momento es involucrarse con un hombre que no está ahí para curar sus heridas sino para pasarla bien. Sin embargo, hay que decir que jamás veremos otro mal hombre tan dulce, cortés, caballero y diligente como este, podríamos pensar que es un experto en seducción, pero en realidad es que es un encanto completo y casi que carece de esa malicia con la que los latinoamericanos nos identificamos un bad boy.



También podemos reconocer en Na-bi a la mujer adorable. El concepto de mujer adorable es también característico en las series coreanas, las mujeres se comportan como seres inocentes, indefensas, vulnerables y dependientes del hombre. Lo cual no tiene mucho sentido con este personaje, porque desde el primer capítulo nos muestra que su relación anterior no era precisamente “inocente”. Esto refleja de cierta forma un modelo de comportamiento muy tradicional en el que las mujeres son dependientes de los hombres, reflejando su situación de inferioridad en la escala social.

Yoo Na-bi no se había ni percatado de la presencia de nuestro guapo jovencito por estar sumergida en una relación larga y tóxica que llega a su fin justo en el primer capítulo donde nuestra protagonista va a un bar a ahogar sus penas y allí se topa con este hombre que es más peligroso que ir por una carretera en curva y sin frenos.

Él coquetea con ella y ella se deja porque y que más hace una mujer despechada y sola en un bar con un guapo caballero haciendo la charla? pues coquetear, luego se da cuenta de que él estudia en su misma facultad !vaya casualidad! pues allí arranca este tire y afloje de la tensión sexual del tu quieres y yo quiero, pero hagámonos los locos y que no se note mucho. Ambos terminan enredándose inevitablemente en una relación que todos hemos vivido alguna vez, la de los amiguitos con derechos y por eso hay muchas escenas de cama pues básicamente los personajes pasan casi todas las noches juntos por un buen periodo de tiempo.


Esta es la razón de la clasificación PG 19 sin embargo a los ojos latinoamericanos, estas escenas no están ni cerca de ser explícitas, mas bien son muy dulces y suaves ¿ eróticas? si, por supuesto que sí, pero también son muy respetuosas, hay besos apasionados y momentos más calientes que en otros dramas, sin embargo siguen siendo bastante conservadoras, no hay mucha desnudez y apenas se le puede apreciar solo el torso a Song Kang. El amor en las series coreanas es más romántico e idealizado y evoluciona más lentamente. En la cultura asiática todavía mantienen un modelo de comportamiento anticuado en con respecto a este tema, el amor occidental es más salvaje y menos romántico, con mucho más peso para el aspecto físico de las relaciones. En las series coreanas se enamoran tanto la chica como el chico o los dos, de manera lenta y progresiva, pues sólo hasta el final terminan entablando una relación afectivo-sexual.



Nevetheless es una serie donde los protagonistas llegan a la intimidad casi de forma inmediata como en otras series, entre ellos además además no hay un lazo afectivo fuerte desde el principio, es curiosidad por una atracción meramente física. Esto sumado a que hay escenas de cama y un poco más de pasión en los besos pues lograron prender las alarmas de la Junta clasificadora de Corea que es la institución que se encarga de regular y clasificar el contenido audiovisual. La junta clasificadora de medios de corea prohíbe la exposición de los genitales en cualquier pantalla en corea del sur con esto hablamos del Cine y la televisión por su puesto, incluso en años recientes las escenas sexuales son un problema que enfrentan los cineastas contra esta junta. Los K-dramas son transmitidos en horarios familiares, con la intención de ofrecer entretenimiento a la familia. Podemos entender entonces que con la televisión la junta es mucho más severa y obviamente cualquier acercamiento a la desnudes estará clasificado para mayores especialmente cuando se trata de K-drama. Algunas escenas del drama cruzan esta delgada línea de lo erótico y no serán aptos para menores de 18 años en ese orden de ideas.





El drama habla de un tema que es muy común para todos, una relación que nace de la exploración mutua desde lo sexual que puede o no terminar en amor. Hay que reconocer que la serie explora un tipo de relación distinta a la típica tierna e inocente historia de amor, lo que la hace mucho más realista y quizás por eso puede ser un poco escandalosa para ser emitido en horarios familiares especialmente porque no podemos olvidar que Na-bi es una mujer que no se amilana porque se acostó con un hombre que no es su novio, el conflicto de Na-bi es la situación de su corazón y el miedo a salir herida de nuevo pero ella no es ninguna mojigata y en general las chicas de la serie que son las compañeras de estudio de Na-bi también enfrentan la sexualidad con mayor libertad, quizás no son solo las escenas de cama el problema sino la forma como al serie aborda la sexualidad. ¿ Quizás la realidad de nuestra relaciones nos avergüenza un poco no lo creen?





Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square