The Girl from Nowhere


Nano un espejo de realidad de Tailandesa




Hoy vamos a viajar a Tailandia a través de una serie que ha ganado mucha popular especialmente por su segunda temporada “The Girl from Nowhere” o en español “La chica Nueva” . El titulo en ingles traduce literalmente La chica de ninguna parte y creo que eso le da mucha mas fuerza y es más acorde con la serie, desafortunadamente no soy yo quien le traduce al Tio Netflix sus series.


La serie es protagonizada por Chicha Amatayakul una actriz de 26 años que ha trabajado en obras cinematográficas de terror como Net I die, saltando a la pantalla Chica con el personaje de NANO quien ha logrado llamar la atención del tío Netflix y ahora mismo está encarnando a Suda Romyen la amante del asesino serial Charles Sobhraj en la serie británica The Serpent.


La chica nueva, como se le conoce en Latinoamérica es una serie que recopila historias escolares en las que siempre veremos involucrada a NANO una extraña chica que aparece de la nada y que siempre está donde ocurren situaciones trágicas, tétricas y/o dramáticas, donde ella juega un papel determinante para el desarrollo de los acontecimientos. Esta serie fue lanzada en el 2018 con 13 episodios y ahora cuenta con una segunda temporada de 8 episodios e incluso ya hay rumores de una tercera temporada. Ha sido un tremendo éxito, especialmente su segunda temporada y queremos contarles porqué, para eso nos devolveremos un año al 2020.


Tailandia es un país gobernado por una monarquía constitucional democrática, ¿suena cómo contradictorio eso no? Pues lo que quiere decir es que hay un primer ministro en el gobierno y también un monarca hereditario que es el jefe de estado, esto fue logrado después de una revolución en 1932 donde se acabó con la monarquía absoluta, sin embargo, esa democracia se ha ido debilitando gracias a que el país ha sido gobernado por una serie de dictadores militares. El último golpe de estado hace poco en el 2014. ¿Complicado no? Por eso mismo en el año 2020 que ha sido tan complejo, no solo por la pandemia que azota al planeta, sino porque hay un gran estallido social en el mundo entero, especialmente los jóvenes están tomándose las calles reclamando cambios estructurales en las sociedad actual y Tailandia no es la excepción. A pesar de que en estos países están prohibidas las protestas, miles de jóvenes se han levantado para exigir más democracia y menos represión en un país donde la libertad de expresión es poca o nula.



En Tailandia es incluso un delito hablar mal de la familia real, si te atreves irás a la cárcel de inmediato. Precisamente entre las demandas de los jóvenes están: una constituyente, la disolución del parlamento, una reforma a la intocable monarquía y derecho a la libertad de expresión. Casi nada, mejor dicho, renovar el país por completo. El marco de esta conmoción nace un grupo que se hace llamar los “Bad students” los estudiantes malos, que son colegiales de no más de quince años, que llevan las protestas más allá y están exigiendo desde el año pasado la renuncia del ministro de educación y una reforma al ultra conservador sistema escolar tailandés.


Esta serie a pesar de ser algo previa al estallido social con su primera temporada, ha sido su segunda temporada la que ha dado mucho de qué hablar, no solo porque fue lanzada en el marco de este revolcón, sino porque en ésta serie Nano viene para mostrarle su propia realidad a los tailandeses, justamente en el momento en que toda una generación ha decidido mirarse al espejo.


Resulta además que en Tailandia, un partido político progresista llamado Future Forward que es uno de los favoritos entre los votantes jóvenes, fue disuelto por un controvertido fallo judicial que algunos sospechaban era un intento de eliminar a una oposición incipiente. Eso también fue un factor que contribuyó a la frustración generalizada. Las protestas y la aparición de los malos estudiantes no fueron impulsadas únicamente por la política nacional; son una expresión cultural, un cambio generacional y una herida reventada que durante mucho tiempo supura bajo la estrechez de mente del paternalismo conservador. La pancarta "Malos estudiantes" es una provocación deliberada destinada a interrumpir la narrativa oficial de "buenos estudiantes y morales" prescrita por el estado y la escuela.


Habiendo contextualizado en el universo que se desarrolla la serie , entremos en materia y hablemos de quien es Nano. Ella es una estudiante nueva que en cada capítulo, llega a un nuevo colegio para revelar lo oscuro que hay en el corazón humano. Ella va cambiando de rol con cada vez, en algunos es la víctima, en otros la victimaria, un detonante o simplemente una espectadora de la desgracia. Nadie sabe de dónde viene o porque aparece simplemente está ahí en el momento indicado para mostrarle el infierno a quienes la rodean. Posee una risa diabólica y es en extremo sarcástica, quizás podemos imaginar que Nano es un ser sobrenatural que tiene como misión revelar las verdades y actuar como un reflector de la oscuridad y la podredumbre del ser humano.




Nos estuvimos preguntando, bueno y de dónde pudo haber salido Nano y nos encontramos con que en el budismo, que es la religión predominante en Tailandia un país con una religiosidad muy fuerte comparada con otros países asiáticos. Según varias religiones dharmicas el Karma es una energía trascendente que se genera a partir de los actos de las personas, también conocido como espíritu de justicia o equilibrio. El karma se interpreta como una ley cósmica, de retribución o de causa y efecto. ¿Podría Nano ser el Karma encarnado? También podría ser un demonio por el carácter del personaje que es realmente espeluznante. ¿Ojo que en el budismo no dice que los demonios no existan no? sino que existen sólo de la misma manera que existe el ego es decir que la mente en su separación del dharma y de la unidad fácilmente fabrica demonios cultivando malos hábitos. El diablo no es más que la proyección externa de nuestro egoísmo encarnada en un ser desagradable y aterrador.

Sí tiene mucho sentido cuando pensamos en esta serie, de hecho sus creadores Sour Bangkok dicen que el personaje está inspirado en un anime japonés llamado Hell Girl (じごく しょうじょJigoku Shoujo),



Una especie de hija del demonio, un súcubo que anda causando estragos. Ahora bien, esta serie no es lineal, cada capítulo es una historia diferente como ya dijimos, y no es sino hasta la segunda temporada, que empezamos a ver un hilo conductor entre ellos. Cada historia muestra un un mal personificado aunque no hay mucha coherencia en muchos capítulos de la primera temporada. la primera temporada fue un poco de pérdida de tiempo a excepción de muy pocos capítulos.


Nano humilla, inflige lesiones, incita a las multitudes, provoca asesinatos ósea cambia el status quo, pero en esta segunda temporada está más enfocada a que su su objetivo final sea la cultura de la impunidad y la opresión institucionalizada.

En un episodio, ella seduce y luego castiga a un playboy de la escuela secundaria dejándolo embarazado. En otro, es golpeada hasta la muerte en un ritual de novatadas, y luego regresa para una espantosa venganza. En otro episodio Nano persigue a una niña rica y malcriada qué atropelló a varias personas en un accidente por exceso de velocidad. Y en el episodio titulado "Liberación" Nano prende fuego al reglamento de una escuela y hace que los estudiantes sumisos se rebelen contra sus maestros.


Sus roles varían y eso es muy interesante ella con su flequillo espeluznante y su sonrisa torcida, tiene una ideología que es confusa, mientras que su implacable y maníaco derramamiento de sangre a veces roza el fascismo también puede ser la voz de los oprimidos, ósea ella solo quiere caos. En medio de la investigación nos topamos con esta frase: “el movimiento de Los malos estudiantes quiere un cambio. Nano quiere sangre y la última risa " eso describe a Nano porque al final, ella no tiene una razón para cambiar el mundo pero sí para divertirse con revelar su podredumbre.


La serie tiene en su primera temporada dos capítulos basados en hechos reales y en la segunda varios más, donde hay más denuncia a problemas serios que aquejan a la sociedad tailandesa, de ahí que la segunda temporada sea mucho más jugosa y contundente que la primera. Hay una clara denuncia en el capítulo de Minnie y los cuatro muertos que recrea un caso de la vida real en el que una millonaria de 17 años Thephasadin Na Ayudhya conocida como “Praewa” mató a 9 personas en un accidente de tránsito por conducir sin licencia en una autopista, luego de semejante desastre la muchachita fue sentenciada con trabajo comunitario y cero días de cárcel gracias a las conexiones de su familia.

Y también es obvia la crítica que hacen contra la represión del sistema escolar en el capítulo de “liberación” donde es Nano quien inspira a los estudiantes a revelarse contra las normas de una escuela donde la represión está a la orden del día.


Hay algunos capítulos de la primera temporada que están allí como relleno, con la segunda entrega quizás buscaron corregir eso y de ahí que sean menos capítulos, el cambio permanente del elenco también hizo difícil que los personajes crecieran y a veces se quedan cortos los actores para darles vida y se ven algo sosos. No sabría dónde ubicar a esta serie, creo que el terror no es el género correcto y tampoco creo que la fantasía lo sea, hay demasiada realidad en ella para calificarla como una serie fantástica, yo la veo más como una obra psicológica que hace una fuerte crítica a la sociedad tailandesa y sus vicios, mostrando que la raza humana tiene mucho de podrido en su interior.


Hay que decir también que la actuación de Chicha Amatayakul es buenísima porque Nano es realmente misteriosa y obviamente es ella quien sostiene la serie en todos los sentidos. La actriz también dijo que fue un reto ya que las escenas mas fuertes las lleva ella sobre los hombros entonces no es fue fácil por ejemplo con las escenas de abuso sexual y dijo que se vio algo afectada.


Este fue nuestro análisis Sobre La chica nueva, los invitamos a verla, pueden saltarse la primera temporada sin problema y empezar directamente desde la segunda. Seguro que van a formarse su propia opinión de la serie si no la han visto, porque lo que sí nos deja esta serie son algunas lecciones de vida como esta :


"Todos hemos escuchado incontables disculpas, en este hermoso mundo, si cometemos un error, nos disculpamos. Aún así, cometemos más errores, Quizás… nuestra disculpa va dirigida a nuestro próximo error"





Higashi Asia

Monica Miranda


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square